Recomendaciones para que los niños usen bien la mochila

Un elemento básico de los útiles escolares es la mochila, seguramente muchos padres ya compraron el bolso que usaran durante todo el año sus hijos, y es precisamente por ser un elemento de uso diario que hay que tener muy en cuenta el peso que llevarán los niños en sus espaldas, pues una excesiva carga puede perjudicar al menor hasta su adolescencia.

Backpack en Freedigitalphotos.netSegún Marcela Zapata Morales, Jefa de Área Escuela de Salud AIEP, “para prevenir dolores lumbares lo primero es verificar que la mochila esté acolchada y que no supere el volumen de la espalda del menor, entre más grande más artículos se introducen en ella. Es importante que la carga del morral no exceda el 10% del peso del niño, por ejemplo en el caso de un niño de 10 años su bolso no debiera pesar más de dos kilogramos”.

Otro aspecto a tener en consideración es el tamaño de los tirantes o asas del bolso, éstas deben ser gruesas, acolchadas y resistentes para que ayuden con la carga de sus hombros. También las mochilas deben tener tiras que se puedan abrochar en el abdomen o el pecho para que de esa forma el peso del bolso se reparte entre los distintos grupos musculares.

“Antes de que los hijos salgan de casa hay que verificar que lleven la mochila en los dos hombros y no sobrecarguen sólo uno, además de estar pegada a la espalda y con una altura justo en el medio de la columna”, señala la experta.

Para ayudar a los más pequeños con la carga es buena idea que lleven la colación en loncheras o maletines de mano, también es buena medida usar una mochila con ruedas para evitar el peso en la columna pero ojo con éstas ya que hay que tener cuidado con las escaleras.

Zapata sugiere que también es posible pedir al establecimiento escolar estantes, casilleros o cajones donde los niños puedan dejar algunos materiales para que no transporten peso extra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *